Caelis

El hecho de que se tratara de un restaurante afamado y distinguido con una estrella Michelin obligaba a que los cambios en el interiorismo no fueran demasiado bruscos. Tanto la cocina como la sala debían reflejar el cambio de rumbo en la exitosa trayectoria del restaurante, manteniendo su estilo pero rompiendo con el barroquismo y la pomposidad.

Nada mejor que ponerse en la piel tanto del comensal como del equipo de sala para configurar espacios y rincones que faciliten el confort de ambas partes con sencillez y buen gusto. Por ello aposté por abandonar los manteles de hilo, por ubicar banquetas y sofás, por cambiar la tonalidad imperante en el conjunto de tejidos, por integrar luces indirectas, por impulsar variaciones en la vajilla….Y todo ello en el tiempo récord de apenas tres meses.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR